Cuáles son los destinos más seguros para viajar solo

Un estudio revela el ranking con los 10 destinos que ofrecen menos peligro para los viajeros solitarios

El mundo está cambiando a pasos agigantados, y la forma en la que viajamos también. Viajar en solitario ya no es una tendencia, se ha convertido en una opción muy habitual entre aquellas personas que no encuentran acompañantes que se adapten a sus exigencias, a su presupuesto, a las fechas, o incluso a su carácter aventurero.

La facilidad para mantenernos conectados en las redes sociales, los smartphones, las aplicaciones y los vuelos baratos son algunas de las causas que ayudan a que la gente emprenda un viaje en solitario. Sin embargo, ¿es seguro? Muchos viajeros, especialmente mujeres, se lo piensan antes de lanzarse. Pero aunque cada vez es menos peligroso, vale la pena saber qué destinos son más seguros. De acuerdo con el Índice de Paz Global (Global Peace Index GPI) de 2019, que ha sido elaborado por el Instituto independiente de Economía y Paz (IEP), éstos son los países más seguros si quieres viajar en solitario:

Islandia

Las tasas de criminalidad en Islandia son bajas, y su sistema de salud es uno de los mejores del mundo. Con esta tranquilidad adicional, no nos sorprende que Islandia sea un destino enormemente popular para viajar solo. Como ya sabes, ir sin compañía te da la libertad de moverte a tu propio ritmo y te posibilita descubrir la belleza del país: 130 volcanes para explorar, una gran variedad de museos en Reikiavik (incluido el Perlan y su fabulosa cueva de hielo), unos paisajes esencialmente naturales - glaciares, icebergs, géiseres y cascadas - y con itinerarios muy variados y divertidos. También hay que destacar las aguas geotérmicas de Blue Lagoon y las excursiones en busca de auroras boreales (entre noviembre y marzo).

Como sabrás, no es precisamente un destino barato. Al contrario. Pero se puede viajar ahorrando un montón de dinero si alquilas un coche y te llevas una tienda de campaña.

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda ocupa el segundo lugar en la lista de GPI de países más seguros. Miles de viajeros europeos visitan Nueva Zelanda cada año, y la gran mayoría no ha tenido problemas durante su estancia. El país está lleno de oportunidades para una aventura al aire libre, desde caminar por las ondulantes colinas verdes, hasta navegar en una canoa y atravesar las aguas azules del parque nacional Abel Tasman. Merece la pena sumergirse en la fascinante cultura maorí, y visitar sitios famosos como el set de películas Hobbiton donde se rodó la trilogía del Señor de los Anillos, o disfrutar de una excursión a las aguas geotérmicas Wai-O-Tapu.

Existe una numerosa comunidad online de mochileros a los que uno puede unirse para compartir consejos y conocer gente antes de partir. Eso te hará sentir más confiado y perderle miedo a la distancia. Hay que decir que es un país donde – al contrario de lo que ocurre en Australia – no hay animales o insectos venenosos, y es posible acampar prácticamente en cualquier rincón.

Portugal

En 2018 las tasas de criminalidad cayeron significativamente en el Algarve, uno de los lugares más frecuentados por los turistas que visitan Portugal. Su creciente turismo de mochila y la gran cantidad de albergues lo convierte en asequible para los viajeros solitarios, además de ser una oportunidad de conocer gente nueva.

Las excelentes conexiones en transporte público también significan que uno puede moverse con mucha facilidad: Oporto, Lisboa, Alentejo... Los que visitan el país pueden realizar una ruta gastronómica en la que probar porto en Oporto o el cremoso pasteis de nata en Lisboa, entre otras muchas delicias.

Austria

Austria ocupa el cuarto lugar en el GPI, mientras que su capital, Viena , ocupa el sexto lugar en el mundo en seguridad personal. Es una ciudad muy cómoda y práctica para moverse. Hay mucho que ver y hacer si viajas solo, es imposible aburrirse: visitar el Museo Leopold, asistir a una ópera o visitar el palacio de Hofburg o, incluso, si te entran ganas de hacer senderismo en solitario, puedes acercarte al parque nacional Gesäuse. Se trata de un país tranquilo y muy civilizado, donde la educación y las formas son muy importantes para sus habitantes.

Aproximadamente el 62% del país está cubierto por los Alpes austríacos. Y con una cadena montañosa tan extensa, el esquí es una actividad divertida para los que viajan en solitario. Únicamente debes coger el teleférico hasta la cumbre de Kitzbüheler Horn, que tiene casi 2.000 metros de altura, para disfrutar del gran y espectacular escenario que domina todo el valle.

Dinamarca

Dinamarca ha sido recientemente considerada en un ranking de Lonely Planet como uno de los países más felices del mundo, solo superado por Finlandia. Además, el nivel de delincuencia es de los más bajos. Los daneses son muy hospitalarios y su estilo de vida es muy práctico (lo llaman “Hygge”) y es sencillo convivir con ellos. Hay muchas cosas que hacer cuando se viaja solo, como ir de excursión al faro parcialmente enterrado Rubjerg Knude en la costa noroeste, o disfrutar del parque de atracciones más antiguo del mundo, Bakken en Klampenborg.

El hecho de que el terreno de su capital, Copenhague, sea relativamente plano, convierte a las dos ruedas en una de las mejores maneras de moverse. Está lleno de carriles bici y cuenta con bastantes recorridos guiados por la ciudad. Apuntarse en unos de estos grupos para hacer un tour puede ser una excelente idea si buscas conocer gente.

Canadá

Canadá ocupa el sexto lugar en el Índice de Paz Global, lo que lo convierte en un lugar muy seguro, además de ser un sueño para el viajero que disfruta con los paisajes al aire libre. Es posible explorar, a tu propio ritmo, la abundante naturaleza en las Montañas Rocosas que abarcan las provincias de Columbia Británica y Alberta. O admirar la belleza del lago Moraine y observar las ballenas en la costa de la isla de Vancouver.

Es aconsejable pasar un tiempo en Toronto, donde puedes visitar galerías de arte, probar la cerveza artesanal de algunas de las muchas microcervecerías de la ciudad, y comprar entradas para un partido de hockey sobre hielo en Toronto Maple Leafs.

Singapur

En Singapur los delitos están extremadamente vigilados y perseguidos, se imponen fuertes castigos para quienes infringen la ley, esto contribuye a una tasa de criminalidad más baja que en muchos otros países. Los amantes de la gastronomía adorarán su innovadora cocina, solo en 2018, 50 de sus restaurantes recibieron el premio Bib Gourmand por su alto nivel a un precio asequible. Y, con todo el ajetreo y el bullicio de los mercados de comida al aire libre es imposible sentirse solo.

Eslovenia

En el octavo lugar de la lista, Eslovenia es un país pequeño pero que ofrece una increíble variedad de actividades que son ideales para el viajero solitario. Lo más recomendable para poder conocer bien el país es unirse a un circuito que recorra algunos de sus fantásticos ciudades y espacios naturales: la encantadora capital Liubliana, el hermoso lago Bled (y visitar la isla en el medio del lago), aventurarse en la cueva de Postojna para descubrir su increíble estalagmita de 16 metros de altura, o tomar el sol en las aguas termales en la región de Dolenjska.

Japón

Según el GPI, Japón es otro de los países del planeta donde más seguro te puedes sentir. En 2018 sus tasas de criminalidad alcanzaron un mínimo histórico, particularmente en el número de robos. Las ciudades niponas han ampliado el uso de cámaras de seguridad y cuentan con una mayor presencia policial, lo que ha contribuido ha mejorar la seguridad de locales y turistas.

Además de hoteles y hostales, alojarse en establecimientos cápsula es una opción asequible para viajeros que vayan a su aire, un buen lugar para dormir si solo necesitas una cama para pasar la noche. Aunque, también existen plataformas que te dan la oportunidad única de integrarte en el hogar de una familia para probar comida casera tradicional mientras charlas de sus costumbres.

República Checa

La República Checa es otro destino donde la tasa de criminalidad ha caído de forma clara en 2018: un 5%. Escaparse a su capital, Praga, es una maravilla, parece como si estuvieras en un cuento de hadas, y hay tanto turista que difícilmente tendrás la sensación de soledad. No es para nada una ciudad cara y, sobre todo, es un lugar muy agradable para pasear entre sus callejuelas estrechas. Es casi inevitable perderse por la ciudad vieja.

La integración es rápida, y la sensación de inseguridad desaparece de inmediato. Una vez te hayas adaptado, debes subir a la antigua fortaleza de Vyšehrad, y contemplar la ciudad y el río desde lo alto. Las vistas son fabulosas y es un lugar poco frecuentado por los turistas. Si te quedas unos días más, puedes ir a ver una ópera en el Narodní Divadlo o alejarte de Praga y visitar la hermosa ciudad balneario de Karlovy Vary para someterte a un tratamiento de relax junto al río.

circuitopremios 3

posada white

Teléfonos (0242) 361.71.13 | (0242) 361.41.12 | (0412) 719.05.98 | (0414) 234.04.53

Correo electrónico: info@posadasantamargarita.com.ve

Twitter: @postamargarita

Dirección: Calle Bolívar, Casa 4-36, sector Casco Histórico, Puerto Cabello, Estado Carabobo, Venezuela.